Uribe, ¿y su corazón grande?

Su odio, doctor Uribe, contra el presidente Santos no puede llevarlo a falsear realidades, ni a menospreciar logros, ni a confundir objetivos, ni a utilizar verdades a medias.

¿Su sucesor se convierte automáticamente en traidor por no ser un clon suyo? ¿Acaso buscar la paz no es una obligación constitucional? ¿Los sueños de Bolívar que usted vive reivindicando no corresponden a mantener buenas relaciones con los países vecinos —relaciones que, a propósito, quedaron tan maltrechas en su gobierno—? ¿Rehacer el país vial después de un invierno que mostró la fragilidad de las carreteras, sin tener en cuenta el retrovisor de su gestión, no habla bien del Gobierno de la Prosperidad? ¿No cree que el avance en conectividad tecnológica de estos tres años le hace un aporte a su campaña como aspirante a congresista, pues permite que las ráfagas de Twitter que usted produce le lleguen a mucha más gente? ¿Tratar de corregir los engendros de la Ley 100 —que usted parió, sin echarle la culpa a su papel de parlamentario gestor— no habla bien de la lealtad santista con su señoría? ¿Lograr que la gente encuentre empleo bien remunerado, y no simplemente “trabajito y platica” como usted suele decir, no es un hecho de cohesión social? ¿Confrontar la ilegalidad sin chuzadas y sin “falsos positivos” no hacen que la seguridad ahora sí sea democrática? Que ahora en las marchas indígenas no se utilice el lenguaje homofóbico del pasado, ¿no habla bien del que usted ayudó a elegir?

Doctor Uribe: muchos lo acompañamos como ciudadanos y gobernantes locales en su decisión de confrontar a la guerrilla después del fracasado proceso del Caguán. A su entonces Ministro de Defensa no le tembló la mano para poner en jaque a la guerrilla y conseguir los logros más importantes que se recuerden en la lucha contrainsurgente. Hoy, como un admirable guerrero, tampoco le tiembla la mano digna para construir acuerdos que comprometan al país en una agenda de ruralidad, ni duda en seguir confrontando militarmente a quienes se niegan a hacer política desarmados. El hecho de buscar una paz negociada, que lleve a la dejación de las armas y permita liberar recursos del presupuesto para educación y salud, no le hace mal a nadie y menos a usted, doctor Uribe. Esos dos rubros —educación y salud— son huevitos apestosos y pichos que heredó Santos.

Empiece por no especular sobre qué pasa en La Habana. ¡Conozca el proceso! El que usted coincida con las Farc en una constituyente y en un congreso unicameral no lo hacen ni sospechoso ni débil frente a los demás. De otra parte, el que se una a la paz y a la reconciliación sí le permitiría que su corazón grande —tan en deuda con Colombia— albergue mensajes de amor y no de odio.

Desconocer el activo que es usted para los colombian@s es una estupidez. Por eso, uno de los más grandes logros que alcanzaríamos los obsesivos con la reconciliación es que usted reconozca alguna virtud en su sucesor, que se dé un abrazo con Iván Cepeda, que muestre los pasivos que se dan en La Habana pero que reivindique los activos y, sobretodo, que ordene a su clon hacer una campaña propositiva y no simplemente de denuncia para que no terminen pareciéndose a la izquierda que tanto critican.

Eso sí, haya sido del pasado o del presente la amenaza contra su vida, nada le quita importancia a semejante barbaridad. No solamente porque al atentado personal hay que condenarlo venga de donde venga, sino por que estoy seguro de que usted va a ser un baluarte para la paz de los colombianos.

@garzonlucho

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¡¡VENGA ESA MANO, PAÍS!!

Hoy mas que nunca esa expresión convocante de Bernardo Jaramillo Ossa cobra vigencia.  Presidente de la UP y candidato presidencial  que con su audacia y carisma le decía al país, y en particular a la izquierda, que a la violencia reaccionaria no se le respondía con violencia revolucionaria. De ahí que murió convencido de que las armas, aquellas, como las de Carlos Castaño, las que lo asesinaron, no eran la fórmula para enfrentar los temas de la injusticia social y menos para abrirse espacios para la democracia.

Por eso, cuando vi la rueda de prensa en la Habana anunciando los acuerdos entre FARC y Gobierno el primero que se me vino a la cabeza fue Bernardo. Mi euforia la compartí con él y alrededor de su más querida y premonitoria canción: “volver, volver, volver”, celebré ese regreso preguntándome qué sugeriría hacer él en las actuales circunstancias.

 

Para empezar, como él decía: “nada de arrogancia, ella no es buena ni cuando se va ni cuando se regresa”. Al ex presidente Uribe hay que hacerle sentir que su finca el Ubérrimo no se va a afectar por este acuerdo. Todo lo bien habido, y que sea de propiedad privada no se tocará. Eso sí, si es una tierra improductiva,  se le hará un programa de desarrollo con enfoque territorial tal como reza el acuerdo. Sus vacas no van a ser bombardeadas, pues en lo que se firmó se establece que ellas tendrán garantías para sobrevivir y reproducirse siempre y cuando se facilite el estímulo a la economía solidaria y cooperativa. Nada de Agro Ingreso Seguro.

 

A  los desconcertados columnistas que hacen del escepticismo toda una partitura de la guerra y una manera de ganarse la vida, hay que ofrecerles nuevas fuentes de empleo. Como por ejemplo a pachito, el “ Santos sin nadita que comer”, quien debería emplearse para asumir el punto que se estableció en Cuba sobre formalización del empleo en el campo. En su papel de nuevo proletario ayudaría a combatir la ley 50, que los desregularizo laboralmente; engendro que se inventó, siendo congresista, Álvaro Uribe.

 

Pero no solamente a ellos hay que convocarlos. También a aquellos que andan promoviendo un reality para escoger cualquier candidato que no se parezca a Juan Manuel Santos. El momento no es para pensar en candidatos. Parafraseando a Clinton diríamos: “es la paz, estúpidos”.  Necesitamos eso sí un Congreso que logre ser mayoría, de todas las tendencias que instrumentalicen los acuerdos. Requerimos un Presidente que garantice  la ruta establecida y acordada y si es el actual, pues no hay que dudarlo.

 

Guste o no, el presidente  Santos dio un salto por la paz que, salvo el proceso de Cesar Gaviria con la Constituyente del 91, no tiene antecedente en el país. Ambos tienen en común haber puesto como representante del Estado en estos escenarios a Humberto de la Calle, capaz de asumir el reto de hacer un proceso de paz a través de la Asamblea Nacional Constituyente, con los mismos que habían secuestrado a Álvaro Gómez Hurtado, que habían asaltado el Palacio de justicia, que habían atentado contra el ex alcalde Jaime Castro y que habían cometido una cantidad de desafueros que rayaban con delitos de lesa humanidad, demostrando que todo proceso de paz  tiene su dosis de impunidad en sus justas proporciones. Y con ellos se hizo la Constitución que nos rige. De la Calle ha sido ecuánime, conciliador, discreto, convocante y no titubea cuando afirma que “nada está acordado hasta cuando todo esté acordado” y que “el pueblo dice la última palabra”.

 

Lograr este primer punto es un avance enorme en otros dos, como quiera que el de las víctimas y el de cultivos ilícitos, tendrán un piso para la discusión que facilitará aún más agilizar este proceso.  

 

El pulso que empieza el próximo 11 de junio, el de la participación política, va a poner a prueba si esas fuerzas conservadoras de la izquierda o de la derecha siguen predominando o, por el contrario, le daremos otra alegría a los militantes que hemos convertido el “venga esa mano país” en un punto de convergencia, que se parezca a Guantanamera, donde la tonada es igual para todos, con letra distinta.

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

IMPUNIDAD

Hiede! Eso es lo mínimo que uno puede decir cuando a través de las vallas, de twitter, de frases que generan titulares, se crea un manto de impunidad total. Más aún cuando estas vallas están sin rostro y nadie responde por semejantes insultos; no hay remitente.

Creo que cuando uno se refiere a la impunidad no se puede especular y el uribismo está creando un manto de duda sobre los diálogos en la Habana que no es justo, especialmente si no tienen autoridad para señalar, por ser ellos quienes generaron una situación, voluntaria o no, que pone en duda su idoneidad para endilgar supuestas impunidades.

Los uribistas andan chuzando cuanto escenario de paz existe. Tienen más coordenadas que los que estamos en el propio Gobierno. Pero en la eventualidad de que así sea, que en la Habana se estén acordando impunidades, cosa que no creo, en el peor de los casos no pueden ser más graves que las establecidas entre el 2002 y 2010.

Para empezar, el ex presidente Alvaro promulgó la ley de justicia y paz, que no terminó siendo ni lo uno ni lo otro. Nada más injusto que el hecho que de 31.671 desmovilizados sólo pagaron cárcel 1.700, es decir, el 95 por ciento pasó como Uribe por su casa. Y a esa casa, la de Nariño, la frecuentaba uno de ellos, Job, que precisamente no se caracterizaba por su paciencia cuando de matar se trataba. Tertulias de las que aun hoy no conocemos qué contenían, qué ofrecían y sobretodo qué nivel de confianza entre los contertulios existía. Confianzudo si era ese paraco, pues ni siquiera se registraba en la puerta principal de la casa presidencial.

Agrandó al guerrillero Granda, hoy vocero de las FARC, después de que su captura había producido una crisis diplomática con Venezuela. 

No sé si será impunidad, pero estoy seguro de que promoción de ella sí es, cuando Mancuso desfiló hacia el Congreso de la República, con comitiva propia, con la elegancia de quien va a la proclamación del Príncipe Felipe, con atril y todo, y cuya intervención se recuerda como si hubiese sido una sesión de las siete palabras de un viernes santo.

A los pre,pre, precandidatos uribistas, que sumados no llegan al margen de error en las encuestas, les ha dado por criticar cuanto se les ocurre del proceso con las FARC. Añoran las audiencias del Caguán y las rumbas de Santa Fe de “Realito” pidiendo participación popular. ¿Acaso no se dan cuenta de que este proceso ha tenido casi una docena de foros, donde los únicos que no van son ellos?. Sería fundamental conocer sus opiniones, que solamente se divulgan en las vallas pachistas y en una u otra trinada del Ex presidente paisa. 

Critican la discreción con que se ha manejado el proceso por el lado del Gobierno, ¿olvidan que su jefe ascendió en las encuestas del 2002 precisamente porque no le gustaba la exagerada exposición mediática de Alfonso Cano?.

Piden cese al fuego unilateral de la guerrilla, pero se niegan a reconocer que con ella o sin ella el Gobierno no ha parado su ofensiva contra-guerrillera. No se ha cedido un ápice de territorio, como si sucedió con los paramilitares en el 2003, o ¿este gremio fanatizado de AUV, piensa que el Hotel Palco en la Habana hace parte de nuestro territorio nacional?

Este Gobierno está dialogando y si puede negociar lo hará. No como los anteriores 8 años, donde se buscó el diálogo con la guerrilla de manera clandestina y vergonzante.

Suponiendo que triunfasen los ubérrimos en el 2014: ¿acabarían el diálogo? ¿Por quién reemplazarían a Sergio Jaramillo? ¿Por Luis Carlos Restrepo? ¿Pedirían suspensión de la orden de captura internacional que le tienen? ¿Pedirían garantías para la ex directora del Das, a quien hoy le tienen Panamá por cárcel?¿ Quién reemplazaría al Director de la ANDI? ¿El de FEDEGAN para que la agenda de tierras en lugar de garantizar política alimentaria y desarrollo industrial, se convierta, como hasta ahora, en zona de despeje sólo para vacas? ¿Declararan traidor de la causa al General Oscar Naranjo y volverán al mea culpa de Santo….yo?

En la agenda del CD, Camorra Democrática, Pachito sale hasta en los avisos clasificados de Voz Proletaria, decide declarar incapacitados a quienes aún tienen capacidad de laborar, como Vivian Morales. ¿Qué dirá su sucesor Angelino? El promueve a las FARC, haciéndoles más publicidad que ANCCOL. Analiza el tarot donde el zodiaco de Vargas Lleras plantea que los astros en noviembre lo volverán traidor y se declara víctima del andamio estatal, de donde él ha sido tan beneficiado en su vida.

Creo que debería disfrutar, cosa que yo no puedo hacer, de que hoy su equipo del alma, Santa Fe, este conquistando a América, en lugar de estar peleando unas primarias que no van a llegar ni a secundarias.

 

Publicado en Uncategorized | 6 comentarios

PCD, Puro Centro, Camorra o Carreta democrática?

La inmadurez del Gobierno de Maduro acusando sin prueba alguna, al ex presidente Uribe de promover asesinatos en Venezuela, logró el efecto contrario: victimizarlo y que  ahora recurriera como cualquier Colectivo de Derechos Humanos tan vilipendiados por él, a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, organismo que tampoco ha sido santo de su devoción.

 

Que el parlamento veneco aplique la fuerza bruta contra la oposición tampoco puede ser justificado. La democracia se defiende ampliándola, no cerrándola y menos agrediendo a los contradictores.

 

Pero lo que sí me parece insólito es que al llamado Centro Democrático, cuyo jefe nos dejó Ubérrimos solos en el contexto internacional, ahora le dé por promover que estas relaciones se vuelvan a podrir en lugar de madurarlas. Se jactan de la llamada confianza inversionista cuando si algo atenta contra ella es el aislamiento internacional. Hoy nuestra balanza comercial con Ecuador y Venezuela equivale a mil quinientos millones de dólares. El aporte de estos dos países, más el nuestro a la comunidad andina, le significan en exportaciones a Unasur cerca de 30 mil millones de dólares. Arriesgar este activo convierte el otro huevito, el de la inversión social, en una cáscara vacía. 

 

Cuestionar el método diplomático que ejerce la Canciller para superar las arbitrariedades del Presidente Chavista, no es democrático, pues es regresar al megáfono  las frases altisonantes que se cruzaban entre el extinto Hugo y el trinador Álvaro. Sobre todo cuando este tiene el antecedente en l994 de haber ganado la gobernación de Antioquia, por una pírrica ventaja de 4000 votos, de un total de medio millón y  prácticamente “COSSIÓ” a Fabio Valencia,  a golpes porque este no reconoció e impugnó el resultado. Eso no representa ningún centro sino una camorra democrática. Y es de recordar también cuando nuestro pacífico ex presidente Uribe reconoció, DOS meses antes de que el Tribunal  Electoral de México lo hiciera, al Presidente  Felipe Calderón que había ganado por un escaso margen del 0.6 por ciento. 

 

A nadie le gusta ver la linda nariz de la parlamentaria de la oposición veneca agredida, pero uno no puede husmear en el vecindario cuando entre el 2006 y el 2010 hubo 44 congresistas colombianos capturados por parapolítica. Eso tampoco fue democrático y hasta donde sé, utilizar a sectores comprometidos con la extrema derecha, así sea para sacar adelante leyes, no tiene nada que ver con  el Centro y menos puede ser Puro.

 

Democrático se es cuando uno acepta las reglas de juego. A mí no me gusta el Tribunal Electoral Venezolano como tampoco el colombiano, donde la segunda fuerza electoral  en las presidenciales del 2010, el Verde, no está representada. Pero esa es la máxima autoridad electoral y hay que acatarla.

 

Uno no escoge ni el momento en que nace, ni el nombre que le ponen, ni las circunstancias en que muere y menos el organismo de control  judicial que le toca. Consideré que uno de los Moreno, Bernardo, estaba injustamente detenido y no vacilé en visitarlo. Así debe haber muchos uribistas, que podrían trabajar su defensa desde la libertad. Pero es que ellos terminan siendo víctimas de lo que su jefe diga y deje de decir. Promover exilios o clandestinidades para evadir  la justicia no es democrático.

 

 

Uno no promueve evadir los órganos  de justicia, ni cuestionarlos y menos declararse  víctima política de ellos. No lo he hecho ni lo haré. Me parece injusto que la contraloría no me aplique el estatuto orgánico de Bogotá  y sí lo haya hecho con Mockus, Peñalosa y Jaime Castro, pero eso lo defiendo jurídicamente y no poniendo en entredicho la autoridad del órgano de control. Lo mismo le recomiendo a los del Centro Democrático. De lo contrario no serán mas que Pura Carreta Democrática.

 

A propósito ¿por qué le quitaron el Puro? ¿Otro recule como el de la paz? 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¡Coordénate, Pacho!

¿En qué momento te des..coordenaste, Pacho?¡ Tu no eres un facho! No te tembló la mano cuando desde tu oficina se investigaron y se denunciaron los falsos positivos. Tampoco dudaste cuando contribuiste con el mandato por la paz, a pesar de que te cuestionaran por colocar al mismo nivel en el tarjetón a los militares y a la guerrilla. Fui testigo de la manera como colocaste el periódico El Tiempo al servicio de la marcha mas grande, en 1997, contra la impunidad y los crímenes de Carlos Castaño. Muchos te acompañamos con ese NO MAS que logró, entre otras acciones, que hoy las Farc reconozcan su fracaso con el secuestro. Y valoro, sobretodo, esa perseverancia tuya para reconocer en la reinserción y desmovilización no solo un mecanismo contra la guerra, sino un  empoderamiento político de esos guerrilleros que regresan a la civilidad.

 

El Pacho que pide descargas eléctricas contra los jóvenes, el que se dedicó a hacer lobby en el ministerio de Defensa para averiguar coordenadas del Ejército y especialmente aquel que se opone a la reconciliación, dista mucho del que los colombian@s conocemos. La única pasión pública que te conocí fue la de santafereño y el único acto de servicio obligatorio fue el de que tu hijo fuese jugador albirrojo. Ni a ti ni a mi nos creen el: ‘’¡A discreción, firmes! Somos libertarios, pacifistas y auténticos.

 

Ganarse las primarias del uribismo no te obliga a dejar de ser lo que eres. Una cosa es ser fiel y otra cosa es ser leal. El expresidente Álvaro jamás podrá decir que les has fallado. Ni siquiera cuando nuestro querido exmandatario te dejó ‘Ubérrimo’ solo y te acusó de que le habías lagarteado la vicepresidencia en el 2002. Pero un acto de lealtad es decirle a tu jefe que su odio, compartido por ti contra tu primo Presidente, no los puede llevar a coincidir con quien consideran su principal enemigo: las Farc. Hoy, tanto tu promocionado Iván Márquez como tu jefe paisa, coinciden en que hay que hacer una Asamblea Nacional Constituyente. En su motivación también se identifican pues ninguno de los dos acepta la legitimidad de la justicia colombiana y como si fuese poco promueven al mismo tiempo la descentralización pero colocan como salida un Congreso Unicameral. Los extremos se juntan.

 

Y  lo que faltaba: ahora tus odiadas Farc te colocan como validador de las bajas del Ejército. Solamente cuestionan tus coordenadas, donde según ellos murieron los soldados. Yo no sé qué haya sucedido en la historia de los Santos para que odies a JMS así. Pero sí me atrevo a decirte, con la autoridad que me da el haberte acompañado en muchas gestas por la paz y la reconciliación, que tienes que parecerte más a Francisco I que a la réplica de Uribe III. El domingo próximo es una buena oportunidad para que acompañes a tu vilipendiado pariente y te acerques a la reconciliación familiar y política, en medio de la beatificación de la hermana Laura. Ah, y no sobra reafirmarte que estoy por la paz, pero eso no significa que comparta un proceso con impunidad. Esa coincidencia contigo la recalco para que en tu nuevo papel de agitador no me vas a en..vallar. 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Coyaima Tolima

Coyaima Tolima

Dialogando con los pobladores de Coyaima Tolima. #Diálogo social con solución.

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

Empecé con el pie izquierdo en el 2013.

100_1396Empecé con el pie izquierdo en el 2013. Sí, mi compromiso de hacer un inventario de gestión permanente por todo el país, que acordé previamente con el Presidente, lo comencé en Magangué Bolívar. Ciudad liderada por un copartidario de Petro, Marcelo Torres, hombre cuyo historial en la zurda política es incuestionable por honesto, abnegado y sobretodo comprometido con la no violencia, comoquiera que siempre cuestionó y confrontó la “combinación de formas de lucha”. Y fue un placer compartir con él, con su equipo, con la dirección de la policía y el ejército, con el director de la Cámara de Comercio, con los periodistas, pero sobretodo con los ciudadan@s, quienes a través de caminatas por las calles nos hicieron sus propias reflexiones de cómo viven su municipio.

Magangué es el único municipio del Departamento de Bolívar que tiene sus finanzas hipotecadas. De cada cien pesos del presupuesto municipal, el alcalde sólo puede disponer de uno  para la inversión planteada en su plan de gobierno. Eso lo sabía él en el momento en que lo eligieron. Luego, no vale la pataleta un año después de su posesión de que recibió una cultura felina que él intenta acabar con la valentía de un león.  A diferencia de su jefe político, Petro, él tiene que construir sobre lo destruido. Pero tiene que dejar de victimizarse; hoy la gente no necesita más víctimas, requiere soluciones. Sobretodo cuando uno ve el interés del Presidente Santos y el gobierno regional por ayudar.

Se revivió el programa de Familias en Acción llegando a 14.500 inscritos para 2013, los indicadores de seguridad son muy buenos, el Sena con la ayuda de Marcelo hará una sede para los jóvenes de allá, en mortalidad materna se llegó al extraordinario Cero, el 8 de enero se empiezan a entregar las primeras de varios centenares de tabletas para facilitar la educación de niñ@s y Magangué clasificó dentro de los setenta municipios del país que podrán acceder a recursos para mejorar la infraestructura escolar. Eso entre otras cosas, como la promesa del gobierno departamental de construir el polideportivo con los consiguientes beneficios que ello representa.

Hay quejas sobre calidad y cobertura en acueducto y alcantarillado y tras  la diarrea con que llegué de este viaje, me atrevo a señalar que fue la bendita agua impotable de ese municipio. Eso hay que enfrentarlo y ¡ya! No improvisando pero tampoco demorando la solución. INVIAS está muy cuestionado por la inviabilidad de calles y carreteras en esta zona. La deuda, no se puede condonar, pero hay que hacer esfuerzos de todo lado para liberar recursos que permitan que el alcalde cumpla con su plan de Gobierno.  Mientras eso se da, el alcalde Torres tiene que asumir que lo que a los ciudadanos  les importa no es un recital de quejidos sino de propuestas y soluciones. A eso no debe temerle nuestro heredero de Mao TseTung en la región momposina y sabanera y por eso tiene que ayudar a consolidar al SANTISIMO Estado, donde Presidencia y quienes conformamos su equipo, el departamento de Bolivar y él, harán posible que la calidad de vida de los magangueleños siga mejorando. Gobernar es sumar voluntades y oposición es confrontarlas. Porque sé que Marcelo Torres ama la ciudad donde nació, por eso regresó, y quiere que durante su Gobierno salga todo bien, es que me atrevo a hacer estas sugerencias que estoy seguro me las aceptará.

El primero de febrero, si como dice mi mamá, la Virgen de la Candelaria, patrona de Magangué, me lo permite y el alcalde también, estaré nuevamente allí respondiendo por los compromisos que adquirí como Ministro Consejero. Es una satisfacción estar ayudando a la Izquierda de Dios Padre.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario