¿Verde biche? ¡Embuste! El Partido Verde se lució. Hizo todo un diálogo social con el Presidente de la República.

¿Verde biche? ¡Embuste! El Partido Verde se lució. Hizo todo un diálogo social con el Presidente de la República. A diferencia de la U, que parió este mandato de la prosperidad, la audiencia verdolaga lo aplaudió afectuosa y solidariamente, a pesar de que no votamos por él en el 2010. Tranquila y reposadamente, sin apeñuscarse en la sala de un apartamento, el doctor Juan Manuel, durante hora y media, pudo dirigirse a un auditorio cuyo Presidente, el representante Prada, le propuso un verdadero DIÁLOGO SOCIAL.

 

¿Cuál Unidad Nacional? ¿Existe? El Presidente respondió que sí, y que legislativamente había cumplido. Pero admitió la necesidad de que la Unidad Nacional asuma debates de política pública que la saquen del exclusivo mundo parlamentario. Una virtud del doctor Juan Manuel, es que no tuvo que esperar a ser expresidente para promover el cambio de la política antidrogas en el mundo, acogiendo de manera positiva la angustia del Partido Verde, para que este tema se convierta en agenda de primer orden. Sabe el primer mandatario que la razón fundamental por la que entramos a este Gobierno y no titubeamos con ello, es la de trabajar por la paz. Incluso nuestra bancada, además de jugársela por el marco para la paz, ahora insiste en promover una reforma política que les abra espacio a quienes eventualmente se reincorporen al juego democrático de los votos. Eso sí, ¡los niñ@s deben salir de la guerra, ya!

 

Además, mi jefe, el del Estado, se puso feliz con la propuesta de que los Verdes del mundo hayan sido convocados por mis copartidarios para defender el mar expropiado por la Haya, para que ‘haya’ biosfera y se garanticen los postulados de la UNESCO como referente del patrimonio cultural y ambiental.

 

Pero no todo fueron coincidencias. Por ejemplo, el auditorio se atragantó, y obviamente el doctor Santos también, cuando Prada señaló que la justicia requiere una profunda transformación, pues el paro de los servidores ha develado que no es posible que un país mantenga una huelga que ya contempla cerca de 54 días y el Estado ni se mosquee. Da lo mismo que los jueces trabajen, o no. O que el país continúe con ellos, o no. ¡Gravísima y dolorosa verdad!

 

Pero los aplausos en el auditorio retumbaron cuando los voceros anfitriones pusieron sobre la mesa el tema de las autonomías regionales y la preocupante dinámica del centralismo. Cada uno de esos delegados, muchos de los cuales había llegado por tierra, vivía en carne propia lo que es sentirse un archipiélago de San Andrés, solamente recordado cuando pasa un tsunami jurídico, que arrasa con todo.

 

Esta llamada conferencia, no del biche sino del ya maduro verde, logró que se expresara un verdadero DIÁLOGO SOCIAL. Coincidencias y diferencias. Un partido que propone y que no extorsiona. Que ve en el Presidente no a un jefe de nómina, sino a todo un jefe de Estado. Que no abuchea ni chifla sino que aplaude. Que no se pone a discutir si es la mujer cornuda del gobernante, menos si es la amante y muchísimo menos si es la prepago. Es un partido que promueve los valores del respeto a las ideas y a una manera nueva de hacer política.

 

Por eso me sentí como todo un Falcao cuando ese auditorio me aplaudió. Fue un reconocimiento al haber entendido que un equipo trabaja con eso, con el equipo. Lo demás, es dispersión y desmotivación. Pero no sólo por eso me siento satisfecho. También por el partido, jugado entre dos diferentes; ejecutivo y legislativo, donde los únicos ganadores fueron los discípulos de Habermas; argumento va, argumento viene, sin que nadie se retirara ni abandonara el encuentro. Ni yo, que fui tratado como si estuviese haciendo una pataleta por entrar a uno de los tantos foros acordados en La Habana con las Farc. ¡Ni más faltaba! Por ahora, lo único que espero es que el Presidente me reciba para decidir si nuestro futuro está en una comisaría de familia, alrededor de una minga social o siendo un desempleado más en Colombia. 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s